Asia

Irak: Represión contra manifestantes se cobra seis vidas

Irak: Represión contra manifestantes se cobra seis vidas

Al menos seis manifestantes iraquíes fueron abatidos en Bagdad, después que las fuerzas del orden dispararon para reprimir una protesta en la capital iraquí, mientras las movilizaciones se han extendido a otras zonas del país árabe.

Funcionarios de seguridad y fuentes de un hospital iraquí confirmaron que dos manifestantes fueron asesinados este miércoles cuando las fuerzas del orden en la histórica calle Rasheed de Bagdad.

Las autoridades dijeron que un activista murió en Karbala el miércoles por la tarde, elevando el número de muertos en enfrentamientos en la provincia a cuatro en las últimas 24 horas.

Los manifestantes también quemaron neumáticos cerca del puente Ahrar, bloqueando el acceso de las fuerzas de seguridad. Los manifestantes ocupan parte de tres puentes estratégicos: Ahrar, Jumhuriya y Sinak.

También cortaron varias carreteras, entre ellas la que lleva a Babilonia, en el sur. En Diwaniya, más al sur, donde escuelas y administraciones también cerraron, los manifestantes instalaron piquetes para impedir que los funcionarios intentaran reabrir sus oficinas.

En Kut y Nayaf, el sector público también permaneció paralizado. En Nasiriya y Basora, regiones petroleras en el extremo sur, una sentada bloqueó la sucursal local de la compañía estatal de petróleo de Nasiriya, pero sin afectar a la producción en esas dos provincias.

Este lunes, el primer ministro de Irak, , Adil Abdul-Mahdi, logró luz verde de los bloques políticos para llevar a cabo “pronto” una remodelación de su gabinete que podría afectar a hasta la mitad de las carteras, tras casi dos meses de protestas masivas en las calles.

“Después de obtener la autorización de los líderes de los bloques políticos (…) ahora tiene un amplio margen para hacer un gran cambio ministerial y así tratará de hacer cambios en muchas carteras, que podrían llegar hasta la mitad de las actuales”, explicó el portavoz de su oficina de información, Saad al Hadizi.

La violencia ya causó más de 350 muertos en dos meses, y ahora se extendió a ciudades que, hasta ahora, no se habían visto afectadas por las movilizaciones.

Las manifestaciones se han desatado en Bagdad y en todo el sur de Irak, en su mayoría chiíta, desde el 1 de octubre.

En las protestas se acusa al gobierno liderado por chiítas de ser irremediablemente corrupto y se quejan de servicios públicos deficientes y alto desempleo.

Por su parte, el primer ministro iraquí anunció la liberación de 2.500 detenidos durante la ola de protestas iniciada el 25 de octubre y que dejaron más de 300 muertos.

“El poder judicial ordenó poner en libertad a 2.500 detenidos y todavía siguen detenidas 240 personas por crímenes que están bajo investigación”, indicó el primer ministro este miércoles durante la reunión de gabinete, al asegurar que en este momento no hay ningún manifestante detenido.

Tags

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Close
Close