Francia: Macron logra el apoyo del Parlamento para endurecer la ley migratoria

La ley “para una inmigración controlada, un derecho de asilo efectivo y una integración exitosa” fue aprobada en la última sesión de la Asamblea Nacional antes las vacaciones, pese al rechazo de una izquierda que considera que es un retroceso en materia de derechos humanos y de una derecha para la cual no es lo suficientemente dura.

El ministro del Interior, Gérard Collomb, principal artífice de la normativa, celebró, no obstante, una ley a la vez “humanista y eficaz” y que está, según sostuvo, a la altura de los desafíos humanitarios y económicos de Francia, así como de la necesidad de seguridad en “un mundo donde la amenaza no fue nunca antes tan fuerte”.

El ministro también hizo alusión al difícil contexto de la Europa actual, “donde los principios sobre los que fue fundada parecen tambalearse” y con países que están endureciendo su política migratoria, como Italia, pero también Alemania.

“Nos hemos dotado de los medios para preservar un derecho al asilo que, si no se hubiera hecho nada, podría haber sido cuestionado rápidamente, como tememos que suceda en una serie de países europeos”, declaró. La ley entrará en vigor en 2019.

El principal elemento de la nueva norma es que reduce a seis meses, frente a la media de más de 11 actuales, el proceso de instrucción de una demanda de asilo.

Lo hace con un objetivo doble: acoger más rápidamente a aquellos que considera refugiados —que también verán mejoradas sus condiciones de vida en Francia— pero también acelerar la expulsión de los no admitidos.

Por ejemplo, se duplica de 45 a 90 días el tiempo máximo de retención de extranjeros a la espera de ser expulsados, para facilitar su conducción hasta la frontera. En 2017, Francia superó la barrera de las 100.000 demandas de asilo, la mitad que Alemania pero un 17% más respecto a 2016.

This Post Has 0 Comments

Leave A Reply


Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Wordpress Themes wordpress