Argentina: Las promesas incumplidas de Mauricio Macri

El 22 de noviembre de 2015, en el primer balotaje presidencial de la historia política de Argentina, Mauricio Macri se impuso ante el candidato Daniel Scioli por poco más de dos puntos porcentuales, convirtiéndose en presidente de la nación suramericana, y comandando el regreso de las políticas neoliberales al país.

 

 

Durante la campaña electoral el actual mandatario y su frente político “Cambiemos” realizaron una serie de promesas en materia económica que al cumplirse tres años de aquel triunfo, no solo no se han materializado sino que registran resultados diametralmente opuestos.

 

 

En su afán por captar votos de distintos sectores de la sociedad argentina de cara a lo que fue la segunda vuelta presidencial, Macri lanzó propuestas que rápidamente desechó al llegar a la presidencia.

 

 

Así, entre otras, aseguró que reduciría la pobreza y la inflación, no produciría una devaluación de la moneda nacional ni un ajuste en el Estado, y que su gobierno generaría empleo y atraería una “lluvia de dólares” en inversión extranjera.

 

 

Pobreza Cero

Esta fue una de las principales consignas de la campaña política de “Cambiemos”.  Adelantaban que se trataba del “índice por el cual Mauricio Macri aceptará que se juzgue el éxito de su gestión”.

 

Recientemente, con los peores indicadores sociales de Argentina de los últimos años admitidos por el propio Ejecutivo, el mandatario se retractó y señaló que el Gobierno estaba muy lejos de alcanzar ese objetivo.

 

 

“Pobreza cero en cuatro años es obvio que no se alcanza. No importa que no sea presente, importan los esfuerzos. Hace falta crecer 20 años para sacar a todos los argentinos de la pobreza”, se sinceró.

 

 

El último informe de la Universidad Católica Argentina (UCA) publicado en agosto, indicó que el índice de pobreza alcanzó a un 33 por ciento de los argentinos, y que uno de cada diez habitantes está en situación de indigencia.

 

El estudio habla de un aumento notable de la pobreza en Argentina y señala además a los niños como los principales afectados.

 

 

Se trata del número más alto de los últimos diez años. Así, desde fines de 2015 la nación suramericana sumó casi 5 millones de nuevos pobres.

 

 

“La pobreza aumenta y el riesgo es que las personas que habían salido de ella, vuelvan a caer”, expresó el director del Observatorio de la Deuda Social Argentina de la UCA, Agustín Salvia.

 

 

“No habrá devaluación en la Argentina”

Así lo aseguró el actual Presidente durante el debate electoral televisado previo a las elecciones de 2015.

 

Sus referentes económicos lo repitieron una y otra vez en distintos medios de comunicación sosteniendo el argumento de que una devaluación del Peso no sería necesaria porque esta ya se había producido durante el último gobierno.

Macri nunca fue claro sobre las consecuencias del prometido levantamiento del llamado “cepo cambiario”.

 

De manera engañosa, señalaba que este significaría la posibilidad de adquirir divisas libremente, sin mayor impacto en la economía.

Macri nunca fue claro sobre las consecuencias del prometido levantamiento del llamado “cepo cambiario”.

 

De manera engañosa, señalaba que este significaría la posibilidad de adquirir divisas libremente, sin mayor impacto en la economía.

Sin embargo, con el levantamiento del control cambiario en los primeros días de la nueva gestión, el tipo de cambió saltó de 9,84 pesos por dólar estadounidense a 13,95 lo que representó una depreciación del 42%, que golpeó fuertemente el poder adquisitivo de los asalariados al tiempo que benefició a los grandes grupos exportadores que maximizaron sus ganancias.

 

 

Esta primera megadevaluación significó la mayor registrada desde 2002, cuando se puso fin a la convertibilidad.

 

 

A comienzos de febrero de 2016, con una tendencia al alza, el cambio se ubicó en 14,70; y finalmente en el periodo comprendido entre diciembre de 2015 y julio de 2017 el peso sufrió una devaluación cercana al 82%.

 

 

Ya este año 2018, con la llegada de una verdadera crisis cambiaria, el valor de la moneda se derrumbó de 17,66 por dólar a 40 ubicando los índices de riesgo país y de las tasas de interés entre los más altos del mundo, y totalizando la devaluación por encima del 300% desde la asunción de Mauricio Macri.

 

 

This Post Has 0 Comments

Leave A Reply


Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Wordpress Themes wordpress