Arabia Saudita confirma la muerte del periodista Jamal Khashoggi en su consulado

 

Jamal Khashoggi, el periodista opositor saudí desaparecido el pasado 2 de octubre tras entrar al consulado de su país en la ciudad de Estambul, Turquía, murió como resultado de una pelea a puñetazos con otras personas dentro del edificio, afirmó este viernes el fiscal general de Arabia Saudita.

 

Asimismo, el fiscal informó que a partir de la investigación preliminar del caso han sido detenidas 18 personas de nacionalidad saudí, y que las pesquisas continúan.

 

También trascendió este viernes a través de una agencia estatal que el rey de Arabia Saudita, Salman bin Abdulaziz, despidió al jefe adjunto de inteligencia, Ahmed Assiri, y al asesor de la corte real, Saud al Qahtani.

 

Khashoggi, crítico de la monarquía saudí, se desempeñaba como columnista del periódico estadounidense The Washington Post y residía en los Estados Unidos (EE.UU) desde el año pasado cuando partió al exilio por temor a represalias.

 

Fue visto con vida por última vez al ingresar al consulado para recoger documentación que le permitiría contraer matrimonio con su pareja turca.

 

Durante las más de dos semanas transcurridas desde su desaparición, las autoridades de Arabia Saudita negaron sistemáticamente que el periodista disidente pudiera haber sido asesinado dentro de la misión diplomática, e insistían que había abandonado las instalaciones al poco tiempo de ingresar.

 

Las autoridades de Turquía por su parte comenzaron una investigación sobre el caso en la cual oficiales turcos aseguraron tener pruebas de video que confirmaban el homicidio y posterior desmembramiento de Khashoggi dentro del consulado saudí.

 

Estos agentes anónimos dejaron trascender que la mutilación del cadáver había estado a cargo del jefe forense de la Dirección General de Seguridad Pública de Arabia Saudita, Saleh al Tubaiqi, y que esta se había concretado en presencia del cónsul.

 

Desde el gobierno de EE.UU, aliado estratégico de la monarquía saudí, se señaló la posibilidad de implementar sanciones contra el país árabe.

 

El presidente Donald Trump calificó el caso como “algo muy serio” .

 

Arabia Saudita “ha sido un gran aliado nuestro, por eso es tan triste”, se lamentó el mandatario días antes de que se confirmara el homicidio del periodista en el consulado.

 

 

This Post Has 0 Comments

Leave A Reply


Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Wordpress Themes wordpress